Químico vs Natural

En un mundo en el que cada vez se busca más el regresar a las fórmulas naturales, no es de extrañarse que los shampoos orgánicos estén tan de moda. Pero con la etiqueta de ‘orgánico’ en distintos tipos de productos, te puede surgir la duda de a qué se refieren cuando te recomiendan usar un shampoo de este tipo. Se trata de los que están elaborados con productos 100% naturales, o sea están libres de sulfatos, amonios, propilenglicol, dieta y treitanolamina, elementos muy comunes que no son lo mejor ni para tu melena, ni para tu cuero cabelludo o el ambiente. Tal vez no te habías puesto a pensar que la razón por la que tu cabello está tan seco es precisamente por los sulfatos que tiene tu shampoo para limpiar el pelo o que el amonio ha afectado tu cuero cabelludo. Si te gustaría dar un giro hacia algo más natural, te hemos hecho un listado de algunas buenas opciones para dar tus primeros pasos.

El elegir un shampoo orgánico no significa dejar de lado otros aspectos interesantes. Por ejemplo, este shampoo estimulante y regenerador de Davines además de hacer una limpieza suave, tiene como propósito dar un efecto de equilibrio en el cuero cabelludo y un efecto hidratante en el cabello. Su fórmula denominada Hair Energy Complex, sirve como estimulante para cabello frágil y propenso a caerse.